CONFIDENCIAS A VENUS


G A V I O T A


ALMA HERIDA
NUBES DE ALGODÓN

Dedicar la vida
a vivir,
he de empezar a hacerlo
sólo yo,
cansado estoy
de intentar
compartir mis sueños
con alguien, ¿para qué?
solo moriré,
que más da
solo vivir
si jamás lograré
cumplir
nada de lo que soñé.

¿Por qué nací?
para qué,
quién se complace
en hacerme sufrir así,
se me hunde el suelo,
¿por qué?
quizás sin motivo
pero no encuentro sentido
al transcurrir de los días
uno tras otro,
siempre igual,
sin fe en vivirlos,
sin ilusión
mejor morir.

Y si no es así,
si contra mi voluntad
he de seguir,
miraré de frente
la encrucijada
y seguiré el camino
que me designe el alma.

*

¿A dónde vais
nubes de algodón?
¿puedo ir yo?
lejos, lejos de aquí,
de mi,
huir,
dejándome llevar
a donde vaya el viento.

Sin raíces ni porqué,
sin mal o bien,
sin permanecer
más tiempo
que el justo
para no sufrir,
y cuando llegue el cansancio
lluvia seré.

Mojaré la tierra
con agua de libertad
y nacerán flores
cuyos vivos colores
recordarán
un corazón viajero
que ataduras rompió
para poder soñar.

Si alguien de pensamiento
dulce y sincero
las ve crecer,
comprenderá mis sentimientos,
y mirando al cielo
cualquier atardecer,
sienta que a las nubes
se les puede amar.

 

 *

ÍNDICE

P. PRINCIPAL