CONFIDENCIAS A VENUS
G A V I O T A
MIS SILENCIOS
LAMENTO

Mis silencios
entrañables, largos,
para qué hablar
lo que no quiero,
si debo callar
lo que decir
no debo.

Mejor así,
guardar en mi
toda sensación
que delate
mi verdadera emoción,
pero, cómo acallar,
lo que del corazón,
con fuerza nace.

Miraré al cielo
aunque nada espero,
pero me ayudará
a, en mi intento guardar
ilusión y pena,
y con el pasar del tiempo
nada quedará,
sólo el silencio.

Con la furia del viento,
amenazando romper mi voluntad,
me arrancaste del ensueño
me llevaste a la realidad,
de que se es lo que no se quiere
y se quiere sin posibilidad,
y que el miedo sólo es
la ignorancia total.

Ignorante soy, pues,
ya que miedo le tengo a soñar,
y mientras esté despierto
me libraré del mal
de creerme lo que no es,
de volar donde no puedo llegar,
de sentirme acompañado
cuando en realidad, solo estoy,
y por la vida voy
entre sueño y realidad,
mientras las horas pasan
con lentitud letal,
arañando mi alma
con suavidad,
mientras mi ser
en el vacío se pierde,
y ya no quiere regresar.

*

ÍNDICE

P. PRINCIPAL