VISTO EN LA RED

UNOS CUANTOS CHISTES




EL REMO


La galleguita de 10 años va a pescar con su padre y vuelve con el rostro absolutamente golpeado.

La madre, asustada, pregunta:


Hijita linda, ¿qué sucedió?

  • Fue un mosquito mamá...

  • ¿Y te picó?

  • No tuvo tiempo, papá lo mató con el remo



LA CARTERA


La madre americana encuentra una lata de cerveza en la cartera de su hija y se pregunta para sí misma:

- ¿Será que mi hija está bebiendo?

La madre italiana encuentra una caja de cigarrillos en la cartera de su hija y se cuestiona:

- ¿Será que mi hija está fumando?

La madre gallega encuentra un condón en la cartera de su hija, y se pregunta:

- ¡Dios mío! ¿Será que mi hija tiene pene?



GINECÓLOGO


La madre, desesperada, pregunta al ginecólogo :

  • ¿Qué le ocurre a mi hija, doctor?

  • Su hija está con el clítoris igual que el tapón de un bolígrafo Bic

  • ¿Azul, doctor?

  • No, todo mordido.



DEPARTAMENTO DE INMIGRACIÓN


  • ¿Sexo?

  • 3 veces por semana.

  • No... quiero decir masculino o femenino.

  • Me da igual.



    SEXÓLOGO
     

    Una mujer, bastante apetecible, va al consultorio médico:

  • Doctor, quería que hiciese algo por mi marido.... Algo que lo hiciera quedar como un toro!

  • Muy bien. Podemos comenzar ya mismo por los cuernos...



EN UN ASILO DE ANCIANOS


Dos viejitos conversando:

  • ¿ Prefieres el sexo o la Navidad?

  • ¡Sexo, claro! Navidad hay todos los años.



OTORRINO



El médico atiende un viejecito millonario que había comenzado a usar un revolucionario aparato de audición:

  • Y entonces, señor Almeida, ¿le gusta su nuevo aparato?

  • Si, es muy bueno.

  • ¿Y a su familia le gustó?

  • Todavía no se lo conté a nadie, pero ya cambié mi testamento tres veces.



FINAL

 

En el consultorio médico, al final de la tarde, el doctor da la pésima noticia:

  • Ud, señora, tiene seis horas de vida.

  • Desesperada, la mujer corre para casa y le cuenta todo al marido..

Los dos deciden gastar el tiempo que resta de vida de ella haciendo el amor.

Lo hacen una vez, ella pide repetir. Lo hacen de nuevo, ella pide más. Después de la tercera vez, ella quiere de nuevo..

Y el marido dice:

  • ¡Ah, no, ya basta! Yo me tengo que levantar mañana temprano .... y tu no!



A DUDA



El niñito pregunta a su madre:

-Mamá! ¿Por qué tu eres blanca, papá es negro y yo soy japonés...

-Ah, hijito.... Si supieras la fiesta que hubo ese día.... tienes suerte de no ladrar.



¡Qué dios te lo pague!



Un hombre fue llevado de emergencia a un hospital administrado por monjas donde lo operaron del corazón.

Después de la operación, el hombre despertó y una monjita estaba a su lado.

Señor Pérez, la operación fue un éxito. Sin embargo, necesitamos saber cómo piensa pagar la cuenta del hospital. ¿Tiene usted seguro de gastos médicos?"

--No.

     --¿Puede pagar en efectivo?

--Me temo que no, hermana.

--Entonces, ¿tiene usted parientes cercanos?

--Sólo mi hermana, pero es una monja solterona sin un centavo.

--Disculpe que lo corrija. Las monjas no son solteronas; ellas están casadas con Dios."

--¡Magnífico! Por favor envíele la cuenta a mi cuñado...


Y ASÍ NACIÓ EL "QUE DIOS TE LO PAGUE"...

 

EL CONTABLE SORDOMUDO



Un jefe de la mafia descubrió que su contable había desviado 10 millones de dólares de la caja.

El contable era sordomudo, por eso fue admitido en la mafia, pues como no podía oir ni decir nada, en caso de eventual detención y proceso, no podría actuar como testigo.

Cuando el jefe le fue a preguntar por los 10 millones, llevó consigo a su abogada, que conocía el lenguale de las señales de los sordomudos.

El jefe preguntó al contable:

--¿Dónde están los 10 millones que te llevaste?

La abogada, usando el lenguaje de las señales, le hizo la pregunta al contable, que a su vez respondió con señales:

--Yo no sé de que están hablando.

La abogada lo tradujo para el jefe:

--El dice que no sabe de que le hablamos.

El mafioso sacó una pistola calibre 45 y apuntó a la cabeza del contable, a la vez que gritaba:

--¡Pregúntale de nuevo!

La abogada, por señales, le dijo:

--El te va a matar si no le cuentas dónde está el dinero.

El contable respondió con señales:

--De acuerdo..., ustedes ganaron. El dinero está en una valija marrón de cuero que está enterrada en el jardín de la casa de mi primo Enzo, en el número 400 de la calle 26.

El mafioso le preguntó a la abogada:

--¿Qué dice?

La abogada respondió:

--Dice que no tiene miedo a morir y que usted es un pobre hijo de puta que no tiene cojones para apretar el gatillo...

¡Así son los abogados!

 oooOOOooo





VOLVER AL ÍNDICE
PÁGINA PRINCIPAL