VISTO EN LA RED

VISITA AL GINECÓLOGO


VISITA AL GINECÓLOGO

 

 

Una pareja de campesinos va al ginecólogo para exponerle su caso, no exentos de preocupación.


El marido dice:

 

—Mire, doctor, es que tenemos un problema; mi mujer y yo queremos tener condescendencia, pero no sabemos si es porque soy omnipotente o mi mujer es histérica.

 

Miró al suelo y después a su mujer.


—Anteriormente habíamos ido a otro doctor y nos dijo que mi mujer tenía la vajilla rota y la emperatriz subida, y como además la operaron de la basílica balear, no sabemos si eso puede influir.

 

Y el buen hombre continuó:

 

- También a mí hace años me operaron de la protesta y a lo mejor me han dejado escuelas en el cuerpo.


La tierna mirada del doctor le animó a continuar.

 

—Nos recomendaron ir a un médico de la capital que era muy bueno. En esa consulta, a mi mujer le hicieron una coreografía y el médico nos dijo que no veía nada raro.

 

Calló unos segundos interminables mientras su mujer le miraba con indiferencia.

 

—Nos volvimos para aquí y otro doctor nos recomendó hacer vida marítima y nos fuimos a la costa, y en todas las playas, hacíamos vida marítima, pero nada. Además, mi mujer hace tiempo tuvo un alboroto y le nació el féretro muerto y a lo mejor eso ha influido.

 
Finalmente sentenció, componiendo un gesto de consternación:

 

—¡Pero yo creo que mi mujer es frigorífica, porque nunca llega al orégano!

 

Después de escuchar al marido, el ginecólogo contesta:

 
—¡Me parece que usted lo que tiene es un problema de especulación atroz!

 

oooOOOooo




ÍNDICE
P. PRINCIPAL